- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

Centro Histórico de Lima: imponente arquitectura

Si bien Lima es en la actualidad una ciudad moderna, no se debe dejar de lado que como en toda la región sudamericana vinculada con los tiempos de las colonias, su atractivo continúa siendo la parte más antigua, allí donde se pueden apreciar algunos detalles del pasado en construcciones y espacios públicos. Es lo que ocurre, por ejemplo, en el revitalizado centro histórico con sus plazas y viejos edificios.

Hay que reconocer que si bien en la actualidad luce como un lugar ideal para recibir al turismo internacional, sobre finales de la década de 1990 se aprobó una ordenanza por medio de la cual se recuperó este espacio que había sido ganado por cierto tipo de comercio de segunda categoría. Además, se ahuyentó el delito que había allí y esto mejoró el aspecto del centro histórico limeño.

Lima, que es la capital de Perú, fue fundada en 1535. De esa época, por ejemplo, proviene la Plaza Mayor, que fue establecida ese mismo año y que se convirtió en el centro neurálgico de la incipiente ciudad. Escenario de corridas de toros, también fue epicentro de los más importantes hechos históricos como la proclamación del acta de independencia. También el Tribunal de la santa inquisición la usaba para ejecutar a los rebeldes.

Pero en la zona hay otras dos plazas, como la Plaza Italia y la Plaza San Martín. La primera data de mediados del Siglo XVI, y se conformó junto a los orígenes de Lima: también parte de momentos históricos, debe su nombre a un homenaje al naturalista italiano Antonio Raimondi. Por su parte, la otra plaza es más contemporánea, y fue inaugurada en 1921 como parte de las celebraciones del centenario de la independencia de Perú.

Sobre el centro histórico, hay que decir que entre las décadas de 1950 y 1960 el mismo comenzó a modernizarse con la construcción a sus alrededores de múltiples edificios y oficinas. Sin embargo, una década después comenzaría su degradación la cual se potenciaría en la década de 1980, lo que sumó el aumento del tránsito vehicular. Una de sus características principales son los 608 monumentos históricos que la ilustran, motivo por el cual en 1991 Unesco lo consideró patrimonio de la humanidad.

Otros detalles arquitectónicos para tener en cuenta en este centro histórico, son los múltiples balcones de los tiempos coloniales y republicanos que le aportan un aspecto singular. También podemos mencionar la Casona de la Universidad de San Marcos, cuya construcción se remonta a 1870 luego de que fueran derribadas las murallas de Lima.

Si visita esta zona de la capital de Perú, tampoco puede dejar de recorrer la Quinta Presa, una casa aristocrática del Siglo XVIII en estilo rococó, que fue catalogada como monumento histórico nacional. Y por último mencionemos el Tribunal de la Santa Inquisición, construido en 1569 y que fue abolido en 1820: allí se sancionaban las herejías de aquellos que se enfrentaban a las normas de la Iglesia.

Foto vía: Sientemag