- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

Un día maravilloso en el Valle del río Mantaro

El Valle del Mantaro es uno de los sitios turísticos más completos de Perú, se puede visitar en tan solo un día, pero también puedes hospedarte muy cerca o acampar en cualquiera de sus pueblos para hacer de tus vacaciones una experiencia diferente.

Este Valle del río Mantaro se ubica en el departamento de Junín y comprende los territorios de Jauja, Concepción, Huanchayo y Chupaca. La idea es recorrer en bus cada uno de los poblados que integran el valle, ya que en bus las distancias no son mayores de 40 minutos.

La primera parada del recorrido es Apata, donde podremos acampar y luego salir en busca de las piscifactorías, los bosques de alisos, tumbos y cantutas, y la misteriosa piedra de Tulunco, una piedra magnética que según cuenta la leyenda es una de tres hermanas que fueron maldecidas por desobedecer a su padre, las otras dos piedras están en Izcuchaca y Huancavelica.

Tomaremos un bus hasta Inmaculada Concepción donde se encuentra la imagen de la Virgen más grande del país y la segunda del continente. Se trata de una estatua que supera los 25 metros de altura. En la ciudad encontraremos restaurantes donde refrescarnos y animarnos para hacer el camino a pie que une Concepción con Piedra Parada, por el que nos cruzaremos con al menos 14 tambos.

Si decidimos seguir nuestro camino por el Valle del Mantaro, entonces la tercera parada es La Huaycha, donde nos esperan los bosques y manantiales, podremos pasear a caballo, comer en restaurantes típicos, pasear en bote y acampar… si vamos con niños aquí se divertirán mucho.

La cuarta parada es en Arwaturo y la Laguna Ñahuinpuquio, el primero es un antiguo lugar de adoración que actualmente se comparte con instalaciones militares, pero que ofrece una vista espectacular de los campos de cultivo y el nevado Huaytapallana. En la laguna podremos pasear en bote, a caballo, pescar truchas y acampar.

La quinta parada es en San Jerónimo de Tucumán donde podremos descubrir las bellas artesanías en oro y plata que realizan los artesanos de Huancayo y conoceremos varias iglesias con interesantes altares construidos en madera.

Otro bus nos llevará a Conchas donde conoceremos a verdaderos maestros del burilado, quienes nos enseñarán cómo se realiza y podremos llevarnos algo de recuerdo. No muy lejos está Hualhuas donde descubriremos los secretos del arte textil obtenido de la lana de alpacas y ovejas.

Nos alejamos de la artesanía para llegar a Warivilca donde nos acercaremos al Centro Arqueológico donde se ubican el santuario y el Museo de la Dama Warivilca.

Casi llegando al final del recorrido nos aguarda Miraflores, con sus hermosos paisajes y los criaderos de truchas. La anteúltima parada es en el Museo Arqueológico de Huacrapuquio donde se conservan y restauran restos fósiles, será infaltable una fotografía junto al tigre dientes de sable que custodia la entrada.

Y finalmente, nos relajaremos en Pilcomayo, donde encontraremos variedad de restaurantes campestres y piscinas para refrescarnos.

Foto Vía: Victor Villanueva