Yungay y su famoso Circuito Guitarrero

Huascaran desde la Cueva del Guitarrero

La provincia de Yungay es considerada como la Capital de la Cordillera Tropical más alta del mundo, “La cordillera Blanca”. Limita al norte con la Provincia de Huaylas, al este con las provincias de Pomabamba, Mariscal Luzuriaga y Carlos Fermín Fitzcarrald, al sur con las provincias de Asunción, Carhuaz, Huaraz y al oeste con las provincias de Casma y del Santa.

Luego del terremoto del 31 de mayo de 1970 la provincia de Yungay quedó literalmente enterrada, pero ha logrado surgir de los escombros gracias a la perseverancia y gran fortaleza de su pueblo, llegando a convertirse en un importante punto turístico de muchos viajes, que es visitado por miles de personas cada año.

Uno de sus imperdibles atractivos turísticos es el Circuito Guitarrero, que se inicia desde Yungay muy temprano y a pié hasta Shupluy y por la cordillera negra se camina en dirección norte durante aproximadamente una hora, hasta llegar a la Cueva del Guitarrero.

Esta impactante cueva, es uno de los testimonios más antiguos de la presencia del hombre andino, que ya habitaba estas tierras cerca del año 10,600 AC por lo que se los considera parte del origen de la agricultura en América.

La Cueva del Guitarrero se encuentra ubicada en el Callejón de Huaylas a 2 kilómetros al norte de Shupluy y a 1kilómetro al norte de Mancos. En ella se encontraron restos fósiles de las primeras civilizaciones de nómadas que llegaron a esta región, se lo considera el primer lugar agricultor del Perú y uno de los primeros de todo el mundo.

Una vez conocido este importante refugio histórico, se emprende nuevamente la caminata hacia el Este y luego de cruzar un puente colgante llegarán al pueblo de Mancos, donde se puede descansar y disfrutar de un sabroso almuerzo y degustar su exquisita gastronomía.

Entre los platos más importantes que se preparan en esta provincia se pueden destacar el riquísimo picante de cuy o jaca pichu, el olluquito con charqui, el tarwi pichu o ajiaco de tarwi o chocho, la pachamanca tradicional o a la olla, la trucha con papas sancochadas o con papa Yungay.

Otros deliciosos platos que se sirven como entrada son: el choclo Sancochado con queso, parpas y humita, tamales, solterito de mote, ensalada de tarwi, pastel de ocas y bocaditos de quinua. También se pueden saborear sopas como, la patasca que se prepara a base de mote y carne de carnero o res, el ollusco cashquiy el shacui de harina de arvejas o quinua, especiales para calentar el cuerpo en las frías noches de Yungay.

Como broche de oro se pueden saborear exquisitos postres como, el turrón de kiwicha, las jaleas, que se preparan de membrillo y diversas frutas, el llushtu que es mazamorra de centeno pelado y su espectacular manjar blanco. Y para acompañar se puede beber una chicha de jora, un ponche de almendras o una refrescante chicha con maní, quiniua y kiwicha.

Foto Vía: yungayperu.com.pe

Imprimir

Categorias: Viajar por Peru



Deja tu comentario