La sabrosa gastronomía de Celendín

Chocolate de Celendin

Celendín es una ciudad pequeña ubicada en Los Andes del Norte del Perú, en la ruta que va de Cajamarca a Chachapoyas.

Lo primero que llamará la atención es la vestimenta de sus habitantes, la mayoría todavía utiliza las ropas tradicionales peruanas, que se destacan por el uso del color, las faldas amplias y los ponchos, para ir al mercado a comercializar los productos que elaboran o cultivan.

La artesanía y la actividad agropecuaria son los motores de la economía de Celendín. Sus artesanos, cuyos sombreros de paja toquilla se han convertido en símbolo de esta región también cultivan varios productos, entre los que se destaca el tomatillo o aguaymanto y el cacao, con los que  producen deliciosas mermeladas y variados productos.

Pero no solo elaboran productos para vender, los platos típicos de su gastronomía tienen un lugar especial en cada momento del día:

Se puede comenzar el día desayunando una gran taza de leche fresca o de chocolate celendino (que es uno de los más exquisitos de todo Perú), acompañada de panecillos de maíz o guanacos y, por supuesto, un trozo del queso de la región.

Para cargar fuerzas y seguir disfrutando o recorriendo esta bella ciudad se puede almorzar un abundante plato de caldo. Existen varios sabores diferentes pero los más recomendables son el caldo de mondongo, el verde, a base de hierbas aromáticas como chamuca, perejil, hierba buena, paico, acompañada con papas, quesillo y huevos; o el caldo de gallina. También se puede degustar una rica “pizza celedina” o Sopa de pan y la sopa de Chibchelocro o el plato a base de banana frita llamado Frutos Verdes.

Para la cena, se puede pedir de entrada unas humitas frescas preparadas con maíz tierno. De plato principal un picante de papa con cuy frito, unos chicharrones acompañados con mote o con cancha, una sopa de chochoca con cascarón reventado o una apetitosa sopa de carnaval.

Como postre existen variadas opciones, se puede elegir entre diversos dulces: de higos, berenjena, de guaymanto, durazno y de ocas; mermelada de mora, compota de sauco o quesillo con miel de caña.

Y para acompañar estos exquisitos platos y saciar la sed se recomienda la típica chicha de jora o el conocido macerado de sauco.

Foto vía: gettyimages.com por Brand-X-Pictures

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cajamarca



Comentarios (1)

Deja tu comentario