Conociendo Perú en bicicleta

Punta Olimpica

Los deportes y los desafíos en Perú se viven distinto, no importa cuan largo sea el camino o cuan empinada esté la pendiente, los paisajes de este maravilloso lugar nos animan a intentarlo todo.

Uno de los deportes más elegidos por los experimentados y por los que quieren comenzar a disfrutarlo es el ciclismo, en Perú infinidad de caminos por todo el país presentan diferentes aventuras en bicicleta para todos los niveles de conocimiento.

Todo el territorio puede recorrerse en bicicleta, como dijimos, con mayor o menor dificultad, por esto se han catalogado en 3 categorías que permiten al turista identificar el recorrido que le conviene: Categoría A para principiante, Categoría B para ciclistas con experiencia y Categoría C para ciclistas expertos.

Los peruanos y turistas fanáticos de este deporte han creado diferentes grupos y comunidades que se reúnen para hacer las rutas, no son difíciles de encontrar ya que los hoteles y agencias de viaje los conocen.

De las muchas opciones existen algunas rutas especiales, como la que recorre Canchaque – Huancabamba, de categoría B esta ruta es muy poco utilizada pero muy bella comienza en Piura y sube hacia el este hasta Canchaque, para volver a ascender hasta Cruz Blanca a 3000 msnm y descender en zigzag en dirección a Huancabamba. Los mejores meses para realizar esta ruta son de mayo a octubre, es recomendable llevar abrigo y agua. Encontrará alojamiento y restaurantes al comienzo y al final del recorrido.

Otra de las rutas nos lleva por la impactante Cordillera Blanca, con sus particulares subidas y bajadas. Existen diferentes caminos posibles como el del Callejón de Huaylas, el de las lagunas de Llanganuco y la más alta de todas que es la que llega hasta Punta Olímpica a 4800 msnm. Estos recorridos son de categorías A y B, también son excelentes entre mayo y octubre. Siempre es recomendable llevar abrigo y kit de repuestos para la bicicleta, pero en este caso agregamos las precauciones contra el “soroche”, mejor conocido como mal de las alturas.

Pero si ya es todo un experto y conoce Perú como a la palma de su mano, aventurarse por Paracas es la mejor opción. La idea es cruzar de punta a punta el desierto entre las pendientes y las dunas. Para este recorrido es imprescindible llevar un mapa y si no está muy seguro, la compañía de un lugareño. El agua y el equipo de repuestos siempre está en la lista.

Foto Vía: hpunktm.de

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Peru



Deja tu comentario