La catarata Gocta, en Chachapoyas

Catarata de Gocta

Una de las cataratas más altas del mundo está ubicada en la ciudad de Chachapoyas, en la parte norte del Perú, dentro del Amazonas. Lo que más llama la atención de esta gran atracción natural es que todos los lugareños sabían de su existencia durante décadas, pero sólo recientemente se ha descubierto a nivel internacional, mostrándose al mundo como otra de las múltiples atracciones que tenemos en el Amazonas.

Esta cascada fue «descubierta» en el 2002, se cree que gracias al alemán Stefan Ziemendorff junto a un grupo de exploradores peruanos, que estaban trabajando en el Perú para un proyecto hidráulico, y que al dar con semejante hallazgo lograron captar la atención del gobierno.

Y no se trata de un simple hallazgo más; la cascada Gocta es considerada la cuarta catarata más alta del mundo, con un total de 771 m. Sólo es superada por el Salto del Ángel (979 m), Tugela Falls (948 m) y la otra local Yumbilla (895 m). Es considerada una catarata en niveles, lo que significa que cae sobre una parte ligeramente inclinada de una roca como parte de su caída, para luego derramarse y continuar su camino.

Esto ha provocado ciertas controversias a la hora de realizar la medición de la altura del Gocta, ya que al ser una cascada de niveles algunos consideran que deberían ser medidos como dos saltos de agua por separado. De medirse de esta manera, pasaría de ser la 4ta a las 14ta cascada más alta del mundo. Claro que a la hora de visitar este verdadero fenómeno poco tendremos en cuenta estas cuestiones, ya que estaremos atrapados por la belleza del lugar.

Ya que este hallazgo es tan reciente aún el gobierno se encuentra en pleno campaña para convertir Gocta en una verdadera atracción turística, que gracias a su esplendor ayudaría a impulsar la economía local. Está previsto que a su vez los alrededores Gocta se conviertan en una reserva natural, ya que la zona aún es virgen y es refugio de muchos animales que están en peligro de extinción.

Es curioso mencionar que los habitantes de Chachapoyas sabían de la existencia de la cascada hace mucho tiempo atrás, pero se dice que escondían este «secreto» por miedo. Hay un mito local que afirma que vive una hermosa sirena rubia en el agua de las cataratas, pero llevará una maldición a todos los habitantes de la comunidad al verse rodeada de forasteros…

Foto Vía: Sumaqperu

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Amazonas



Deja tu comentario