- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

El Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, en Lima

Si estáis planeando vuestros viajes a Perú seguramente al menos un día estaréis en Lima, su capital. Verdaderamente hay muchas cosas para visitar y atracciones, pero si cuentas con poco tiempo te recomiendo que al menos visites fugazmente el Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera, uno de los mejores de la ciudad. Simplemente se trata del lugar que alberga una de las colecciones de arte pre-hispano peruano más grandes a nivel mundial. Todos los objetos que podremos ver aquí están principalmente enfocados a la civilización Moche y su famosa cerámica.

De hecho hace no mucho tiempo atrás llegó a los EEUU la exposición bajo el nombre «El Espíritu del Antiguo Perú: Tesoros del Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera», contando con un total de 160 objetos seleccionados de la vasta colección.

El público se vió muy interesado por estas bellas piezas, donde se refleja lo rico y diverso patrimonio de Perú a través de extraordinarios trabajos de cerámica y textiles, esculturas en madera, oro y plata. Además podremos ver algunas de las insignias de culturas como la Cupisnique, Chavín, Moche, Huari, Nazca, Chimú, Inca, que abarcan toda historia prehispánica de la región.

Haciendo un poco de historia, el museo le debe el nombre al poseedor de esta colección. Fue en el año 1925 cuando Larco Herrera adquirió y posteriormente le regaló más de 600 vasijas de cerámica a su hijo. Este importante regalo lo inspiró profundamente, de manera tal que se dedicó al estudio de la arqueología, para luego desarrollar un museo con grandes pretensiones. La coleccion además siguió creciendo, en gran parte gracias a una extensa exploración que él mismo realizó por los valles de Virú y Chicama, que siglos antes había sido el hogar de la civilización Moche.

Las primera colección heredada de Herrera ahora es el centro de una exhibición en el Museo de América en Madrid, España.

En la actualidad Rafael Larco Hoyle es considerado uno de los mayores referentes en cuanto a la arqueología peruana. De hecho, su interés personal en este antiguo arte y su cultura lo  llevaron a su adquirir y estudiar a fondo más de 45.000 objetos, centrándose en particular en las piezas de la Costa Norte del Perú.