- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

Señor de Muruhuay y su celebración

El Señor de Muruhuay es la imagen de Jesús crucificado que se encuentra en una de las paredes de la colina Shalacoto, en el Distrito de Acobamba, en Tarma, Departamento de Junín y que es ampliamente venerado tanto por los peruanos como por los extranjeros que quieren ver el milagro de la aparición de esta cruz en esta especie de cueva de esta ciudad.

Hasta el día de hoy miles de peregrinos van a este lugar a adorar al Señor de Muruhuay, que fue pintado allí sobre la aparición de una cruz sobre una roca que queda en el Monte Shalacoto, que está a 2.959 metros sobre el nivel del mar, y que ha permanecido allí desde entonces. Es por esto que este lugar, que está ubicado a doce kilómetros de la ciudad de Tarma, es el centro de peregrinación en Perú.

Además de visitar la imagen de este Cristo crucificado, los turistas y los locales suelen ir al día central de la fiesta del Señor de Muruhuay, que es el tres de mayo porque ese día se dice fue el que ocurrió la aparición de la cruz sobre la colina. En ese día las celebraciones católicas se unen mágicamente con varios ritos que los indígenas de esta zona tenían antes de la conquista española.


Estos ritos están dominados por elementos como la roca, la tierra y el agua. En la actualidad, estos rituales de adoración empiezan la noche anterior del día principal con una espectáculo de fuegos pirotécnicos. En el día principal, después de una Misa que se celebra en Quechua, idioma de una parte de los indígenas de Perú, los participantes dejan sus «cartas a Dios» en las que piden milagros o agradecen los favores recibidos.

Después de la misa, todos los visitantes regresan a la población de Tarma en una procesión que va encabezada por el mayordomo, que es el organizados de las festividades, junto a su esposa y varios grupos de bailarines que incluyen a los negritos y caracolillos, quienes desarrollan en el camino bailes populares como son los chutos y el abrecalle.

Después de esta procesión, todos los asistentes se sientan a degustar de una deliciosa comida que incluye platos típicos de esta región andina como son los cuyes fritos servidos con fríjoles y maní. En los días siguiente, los locales siguen bailando la famosa chonguinada por las calles, que para ese momento se encuentra totalmente cubierta con pétalos de rosa. Así que les recomiendo esta fiesta, que es muy típica y refleja varias facetas de las tradiciones peruanas.

Fotos Vía: www.flickr.com