- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

La Reserva Nacional de Paracas, en Pisco

Dentro de la Provincia de Pisco (Departamento de Ica), en el Perú, se encuentra el área comprendida como la Reserva Nacional de Paracas, más precisamente en lo que es el Distrito de Paracas. Se trata de una región protegida que abarca una superficie total de 3350 km². Fue declarada zona protegida el 25 de septiembre de 1975, con el fin de lograr una conservación de una porción tanto de mar como del desierto del país.

Esto además a su vez protegerá diversas especies de fauna y flora que allí tienen su hábitat natural. De esta manera, tenemos a una buena muestra que representa los ecosistemas marinos del mar frío, y se mantienen intactos los ambientes que utilizan muchos animales migratorios para poder alimentarse y como refugio al hacer escalas en sus travesías. Por este motivo en  1991 se elevó su categoría a Reserva Regional de la Red Hemisférica para aves playeras.

Gran parte de los turistas que visitan Pisco lo hacen únicamente para conocer la Reserva Nacional de Paracas y su vida marina. De hecho, se podría decir que se trata de la atracción principal, ya que fuera de esto la ciudad de Pisco no tiene demasiado que ofrecer a lo que es el turismo convencional.

¿Cómo llegar? Pues seguramente deberás conseguir algún alojamiento en la ciudad. Pisco se encuentra a unos 220 kilometros al suroeste de Lima. Hay muchos autobuses regulares que pasan a través de Pisco en su camino al sur de Arequipa. Por lo general la mayoría de los buses te dejan cerca de Pisco, así que si vas con equipaje importante debes preguntar antes de subir si es que verdaderamente entra a la ciudad o te dejará en una parada cercana.

No cabe duda de que la parte más interesante del parque nacional de Paracas, es las Islas Ballestas. Estas islas se encuentran situadas cerca de las costas de Perú, y muchas de colonias de diferentes animales marinos viven allí.

Esto se debe principalmente a la corriente de Humboldt que llega a las playas de Perú en este momento, que enfría el mar y aguas. También trae una buena cantidad de comida de mar, lo que lo convierte en una de las más abundantes zonas de pesca en el mundo.

En la isla se pueden ver lobos finos, pingüinos, el piquero, tortugas laúd, lagartijas, geckos, pulpos, almejas, cangrejos violáceos, parihuanas, el guana y muchos otros tipos de aves guaneras.