Lima, la ciudad húmeda

Lima

Antes de emprender un viaje siempre es importante revisar toda información útil, sobre todo en cuestiones climatológicas, para no sorprendernos y que nuestra estancia sea simplemente maravillosa.

En esta ocasión hemos decidido hacer una guía práctica sobre el clima de la capital peruana.  Es importantísimo saber que Lima, a pesar de contar con las 4 estaciones (verano, otoño, invierno y primavera), no tiene temperaturas extremas, y los cambios no son muy significativos por lo que la mayoría de personas define al clima de Lima en base a 2 estaciones, la estación seca y la estación húmeda, ambas templadas y variables.

Si visitas Lima durante la temporada de verano (de diciembre a marzo) debes llevar en tu maleta ropa ligera, camisetas de manga corta y pantalones cortos. Es cierto, durante esa época en Lima hacer calor, pero la temperatura no sobrepasa de los 30 grados centígrados, aunque la sensación térmica pueda ser de unos grados más por la humedad. Si viajas durante el verano es posible que sientas la atmósfera cargada, con aire denso y bochornoso. Es más, hay personas que no soportan el clima veraniego de Lima pues dicen que es pegajoso. Si decides visitar Lima durante la época de verano no olvides traer tu traje de baño para disfrutar de las maravillosas playas que se posan sobre el litoral de la costa.

Durante el invierno las temperaturas descienden hasta los 12 grados como máximo, sin embargo en frío es importantísimo abrigarse pues la sensación térmica puede ser de unos grados menos, nuevamente por las características de la humedad. Normalmente en Lima los locales utilizan chaquetas, casacas, guantes y bufandas, sin embargo no es necesario llegar a los extremos y traer ropa de nieve como para viajar a Nueva York.

Algo que caracteriza a Lima es que no llueve casi nunca, y cuando sucede se trata de una garúa muy suave y corta. En Lima nunca se producen tormentas ni huracanes por lo que es imposible ver y sentir rayos y truenos, sin embargo durante el invierno y el verano la neblina es constante y eterna, de día y de noche, claro que es más propensa y densa durante el invierno (de junio a agosto), sin llegar a ser tan drástica como en Londres. Es importante saber que mientras más cerca estés del mar, más neblina observarás y más humedad sentirás. Un ejemplo claro de ello son los distritos que se posan sobre el acantilado frente al mar. Hablamos de Miraflores, Barranco, Magdalena, San Miguel, Chorillos y el Puerto del Callao.

Ahora si tienes planeado visitar los alrededores de la costa, te informamos que el clima es mucho más seco. Igualmente, casi nunca llueve, pero tenemos presencia constante de brillo solar durante casi todo el año, aunque no está demás llevar siempre contigo un abrigo pues en las noches la temperatura desciende hasta los 16 grados centígrados aproximadamente.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lima



Deja tu comentario