- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

Las cruces de Porcón, en Cajamarca

Perú es un país muy religioso, lo ha sido siempre, desde los orígenes de las civilizaciones que han poblado este territorio, la conciencia de un todo superior, de un ente supremo y la reflexión sobre la vida y lo que existe después de ella ha estado muy presente. Los sacerdotes, las creencias, los mitos, la religiosidad es un elemento que todavía marca a la sociedad peruana, en toda su pluriculturalidad. Por eso en Semana Santa es posible encontrar fantásticas celebraciones típicas que son una verdadera delicia presenciarlas y tratar de vivirlas.

Antes he hablado de la fiesta de la Candelaria, en homenaje a la Virgen María, ahora quiero comentarte sobre la fiesta de las Cruces de Porcón.

Como su nombre lo sugiere, se trata de una procesión de cruces hechas de carrizo y palma en el Valle del Porcón, en la zona norte de Cajamarca (a más de 2.700 m.s.n.m.). Las cruces van ataviadas de espejos redondos y ovalados que se supone, representan a los difuntos.

Es como si fuera una gran oración pública en favor de las almas que necesitan esos ruegos para alcanzar paz en el otro lado de la vida. Las cruces tienen estos espejos y además algunas imágenes cristianas, como el Sagrado Corazón de Jesús, el rostro de la Virgen María, o algún santo patrón.

El día central es el Domingo de Ramos en el que las cruces se coronan y unos ángeles dirigen un burra hacia el templo, seguidos por la procesión, como representación de la entrada de Jesús en Jerusalén.

El evento es realmente conmovedor. Si te interesa el turismo vivencial, esta es una gran oportunidad de compenetrarte con una idiosincrasia distinta a la tuya.

Para llegar a Cajamarca, aunque las carreteras ya están despejadas después de las intensas lluvias, lo más recomendable siempre es volar de Lima a Cajamarca, el ticket cuesta 80 dólares y los vuelos son diarios.