Marcahuasi, cielo impresionante

A mí solo me entusiasmaba las ganas de pasarlo bien con mis amigos y acampar en paz, seguridad, con un perfecto paisaje y la diversión que llevábamos en las botellas de pisco y cerveza. Pero muchos otros llegaban a Marcahuasi porque esperaban tener un encuentro del tercer tipo, muy creyentes (y se respeta) de que tendrán la suerte de avistar naves extraterrestres sobrevolando el valle.

Y es que eso es lo que se dice de Marcahuasi, que es el lugar frecuente para este tipo de avistamientos. Con un cielo espléndidamente despejado y estrellado hasta la profundidad, lo que sí vi en Marcahuasi fue una estrella fugaz, en cuanto tuvimos lista la carpa, y me alegró la velada.

Para llegar a Marcahuasi, antes hay que llegar al parque Echenique, en Chosica, a 2 horas de Lima por la Carretera Central. Desde allí un colectivo o un taxi te pueden llevar a Marcahuasi, en la parte alta de San Pedro de Casta.

Pero además de la zona llamada el «anfiteatro», una meseta protegida por piedras altas que te protegen del viento y la vista del cielo es perfecta, Marcahuasi tiene también vestigios incas, como chullpas (tumbas), canales, centros de observación, un fuerte incaico y La Fortaleza.

A solo unas horas de Lima, la experiencia puede ser gratificante para los amantes de la aventura. Si lo que quieres es confort y comodidad, pues no, Marcahuasi no es tu opción, pero si quieres es algo de paisaje, aire puro, dormir bajo un impresionante cielo estrellado, entonces sí, un día y una noche en este lugar pueden darte la diversión que esperas.

Como consejo, el último punto en el que puedes conseguir todo lo que necesitas es Chosica, así que no dejes de pasar por una bodega o market para proveerte de agua, alimento, baterías, etc. No es necesario contratar a un guía, y tampoco hay que pagar nada por acampar en Marcahuasi.

Imprimir

Categorias: Viajar por Peru



Deja tu comentario