Tren Hiram Bingham, rumbo a Machu Picchu

En el Tren Hiram Bingham

Al Cuzco uno vuelve y vuelve y vuelve tantas veces como la vida se lo permita, porque no hay una sola forma de disfrutarlo, hay muchas maneras de experimentar la magia y esplendor de la Ciudad Sagrada de los Incas, todas valen mucho la pena. Pensar que en los tiempos del imperio uno tenía que quitarse el calzado para entrar, y tener un permiso especial de su curaca (autoridad local) o del mismísimo Inca, si no, no se podía entrar, ni de tránsito; y hoy miles de turistas realizan sus viajes todos los años.

Una manera de llegar a Machu Picchu con mucha clase y confort, es a bordo de los carros de lujo del Hiram Bigham, el tren cusqueño que todos los días lleva a la ciudadela a viajeros emocionados y maravillados.

El tren cuenta con 4 coches y tiene capacidad para solo 84 personas. Su interior es cálido y está finamente tapizado. Pertenece a la prestigiosa empresa Orient Express, que administra en el mundo varios hoteles, trenes y barcos, y tiene bastante experiencia en trasladar con lujo a los viajeros.

Mapa hacia el Machu Picchu

El tren Hiram Bingham parte desde Poroy, a 20 minutos del centro del Cuzco. El otro servicio de tren en el Cuzco parte a las 6 a.m. rumbo a Machu Picchu, con lo cual, la mayoría de viajeros debe empezar a hacer fila desde las 3 o 4 de la mañana, pero en el Hiram Bingham uno se evita esta molestia, pues el tren parte recién a las 9 a.m.

El paisaje es impresionante y la comida es deliciosa: >Canelón de espinacas, quinua y trucha salmonada, salsa cremosa de tomate y queso azul para el almuerzo. Y para la cena: Crema de espárragos, mousse de manzana, medallón de lomo de res, salsa de hongos, pudín de quinua, vegetales crocantes. Además a partir de las 6 p.m. se ofrecen bebidas en el bar del tren y realizan presentaciones artísticas.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cuzco



Deja tu comentario