- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

Ollantaytambo, más belleza en Cuzco

Cuenta la leyenda que un victorioso e importante general del Inca Pachacútec llamado Ollantay, cometió el terrible error de enamorarse de su hija, la princesa Cusi Coyllur (Estrella hermosa, en quechua). Este era un amor imposible porque los Incas eran descendientes directos del Wiracocha, el dios sol, y por lo tanto solo podían casarse entre hermanos (entre descendientes de las casas reales que cada inca fundaba).

Al enterarse Pachacútec de ese amor, mandó a encerrar a su hija en un templo religioso y buscó el castigo de su general. Pero Ollantay se rebeló contra el inca y demostró mucha fiereza y valentía para enfrentarse al ejército inca.

Cuando después de los años Pachacútec muere, el Imperio queda en manos de Túpac Yupanqui, quien conmovido del amor de su hermana, perdona a Ollantay y les permite vivir juntos.

Hoy podemos visitar en Cuzco una hermosa construcción inca llamada Ollantaytambo, que se traduce como el lugar de Ollantay, la casa de Ollantay. Al margen de la leyenda, este hermoso complejo asimilados arquitectónicamente a la montaña, se encuentra al margen del río Patakancha, cerca del Río Urubamba, a más o menos 60 kilómetros del centro de la ciudad.

Fue construido para servir de almacén de la producción agrícola en el valle del Urubamba, en lo alto de la montaña se conservaban mejor los alimentos por las bajas temperaturas, como una congeladora natural. Hoy es muy visitado por los turistas gracias a su belleza, como un excelente preámbulo a una visita a Machu Picchu. El complejo se encuentra a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar así que recuerda no comer nada muy pesado cuando vayas a visitarlo.

Y aunque es posible visitar Ollantaytambo por cuenta propia, lo mejor es contratar un guía en Cuzco, en el centro de la ciudad, para que pueda explicarte la importancia del lugar y mostrarte todos sus secretos. Eso si, puedes leer antes un poco más sobre este místico lugar en ollantaytambo.org.