Danzaqs, más que asombrosos

Danzaqs

Son asombrosos los danzantes de tijeras. Ellos son uno con la tierra, con el río, con la montaña, con el nevado. Antes de empezar a danzar su maestro lo lleva ante cualquier elemento de la naturaleza, aquel ser mágico que en adelante se volverá su protector. Porque para la cosmogonía andina, todos los elementos de la nauraleza tienen vida y son poderosos, son los guardianes de la vida y por tanto superiores a los hombres.

Un danzaq, por ejemplo, puede ir a hacerle una ofrenda a una montaña y a pedirle su protección, a partir de ese momento la montaña lo cuidará y lo protegerá de sus enemigos, cada vez que el danzaq tenga que mostrar su arte o competir en un desafío, hará una oración en honor de esa montaña. El vinculo entre ellos irá más allá de la muerte.

Un danzaq es un danzante de tijeras, un descendiente de los antiguos sacerdotes incas. ¿Cómo empezó la tradición? Pues empezó en los primeros años del encuentro entre españoles e incas. Muchos nativos fueron esclavizados y obligados a trabajar en condiciones extremas, por eso el índice de suicidios se incrementó como nunca en la historia de estas tierras.

Danzaq

Algo tenían que hacer los sacerdotes incas por su feligreses. «El Inti Wiracocha no nos ha abandonado, se está gestando entre nosotros uno que nos liberará, un hombre que acabará con este yugo», fue el mensaje que empezaron a esparcir, y para probar que el dios sol les había hablado, mostraban bailando como endemoniados la fuerza sobrenatural que les había sido otorgada por Wiracocha.

Allí empieza esta danza impresionante en la que se hace muestra de un dominio absoluto del cuerpo. Los danzaq bailan sobre las puntas de sus pies, bailan horas y días enteros, tragan sables en su baile, comen vidrio, ranas vivas, se atraviesan clavos, agujas, alambres. Es una danza frenética, como si el danzante estuviese en transe místico.

Es sorprendete lo que hacen, y su valor cultural es importantísimo para lo que significa el Perú de hoy y su compleja historia. Cuando vengas a hacer turismo, pide que te lleven a ver danzas típicas peruanas, te vas a sorprender con las más de 1000 danzas ancestrales. Un buen lugar en Lima es Brisas del Titicaca, pero hay muchos otros lugares en todas las provincias.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Peru



Deja tu comentario