- Sobre Peru - https://sobre-peru.com -

La Fortaleza del Real Felipe, un lugar extraordinario

En toda América no existe un fuerte con las características y dimensiones de la Fortaleza Real Felipe, ubicada en la Provincia Constitucional del Callao, en la costa peruana, muy cerca del centro de Lima (30 minutos por carretera).

Porque el Real Felipe es tan colosal que algunas de sus murallas tienen hasta 45 metros de espesor, y en total ocupa un área de 70.000 m2. Su papel principal era proteger el puerto del Callao de los constantes ataques que sufría por parte de los piratas, el más famoso de ellos: Francis Drake. El Real Felipe nunca fue vencido.

En el mismo lugar existió antes otra fortaleza, construida en la época colonial, pero que colapsó el 28 de octubre de 1746 por causa de un terrible terremoto que fue seguido por un nefasto tsunami, el impacto fue tan grande que medio Callao se vino abajo y los barcos del puerto terminaron varios kilómetros tierra adentro.

Fue entonces que el Virrey Manso de Velasco (mejor conocido aquí como el conde de Superunda) encargó la construcción de la primera etapa del Real Felipe. Luego, en 1776, bajo las órdenes del virrey Amat y Juniet, se pudo concluir la Fortaleza tal y como la conocemos hoy.

Actualmente el Real Felipe es sede del cuerpo diplomático del Perú, pero es posible visitarlo y recorrerlo de lunes a viernes de 9 am a 4:30 pm pagando 4 dólares.

Un recorrido por sus pasadizos, torreones, calabozos, escuchando la información asombrosa del equipamiento del fortín, sus anécdotas, sus victorias, es bastante más que interesante. Los niños especialmente lo disfrutan porque alimentan su imaginación.

Uno de los puntos más atractivos del recorrido es el Torreón del Rey, desde donde se tiene una vista magnífica del mar del Callao. Además, recientemente se construyó un museo de sitio en el que se exponen diversas herramientas y trajes bélicos de la época.

Saliendo de tu paseo por la Fortaleza, camina un poco en dirección al sur, por el malecón, en 10 minutos o menos llegarás a buenos restaurantes donde encontrarás excelentes cebiches y platos a base de frutos marinos, verás que con eso coronarás de manera estupenda tu visita al Real Felipe. Vale mucho la pena.