La Merced, ciudad con sabor a café

Puente Kimiri

El interior de Perú es un paraíso de árboles, valles y frutales. Si bien hay grandes ciudades históricas, también podemos vivir la aventura de perdernos por algunos departamentos y provincias menos turísticos, pero que están plagados de atractivos. De entre ellos hoy queremos llevaros hasta Junín y la provincia de Chanchamayo para visitar la hermosa ciudad de La Merced.

Un lugar multicultural que tiene sus orígenes a finales del siglo XIX cuando, tras la Guerra del Pacífico, llegan a estas tierras un grupo de inmigrantes italianos. La Merced se halla 300 kilómetros al noreste de Lima, un enclave rodeado de árboles y que sirve de puerta de entrada a la selva amazónica. Aquí comienza a respirarse el encanto de lo recóndito y desconocido, el sabor de las grandes aventuras.

Pero La Merced es conocida especialmente por su café. En las plantaciones cafeteras de los alrededores dicen muchos peruanos que se cultiva el mejor café del país. El aroma a esta bebida impregna las calles. No hay lugar en el que no podamos saborear una taza humeante y cálida. Un buen reconstituyente para lo que está a punto de ofrecernos la selva. Podemos acompañar el café con unos tradicionales chicharrones de sajino o un tacacho con cecina.

Los principales atractivos de La Merced son de índole natural. Una de las visitas imprescindibles es cruzar el río Chanchamayo por el puente colgante Kimiri. Situado a las afueras de la ciudad, tiene 75 metros de longitud y fue construido con cal y canto. Si queremos cumplir con algunas de las rutas de senderismo de los alrededores debemos cruzarlo sí o sí. Cerrad los ojos si tenéis vértigo, y a por ello.

La belleza natural y poderosa de La Merced es algo que se atisba perfectamente al llegar a ella. Cerca de aquí se encuentra la caída de agua de La Reina, un lugar de enorme belleza. Antes iremos sorteando numerosos ríos, pequeños arroyos y otros saltos de agua, en un contacto excelso con la naturaleza. Asimismo en el interior de su valle hemos de conocer la comunidad nativa asháninka, una de esas tribus que aún mantienen viejas tradiciones.

La Merced es una pequeña ciudad casi perdida en el interior de Perú. Desconocida para la gran mayoría, es la puerta de entrada a la selva amazónica. Un destino con sabor a café y que os tiene preparadas muchas de las mejores sensaciones que podáis experimentar.

Foto Vía Tripadvisor

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Junín



Deja tu comentario