Historia de la bandera peruana

Bandera de Perú

El origen de la bandera peruana, o más bien de los colores empleados, pues su diseño ha sido modificado a lo largo de los años, no está muy claro.

Si bien es cierto que la primera vez que se desplegó dicha bandera es clara y oficial, en la Plaza Mayor de Lima el 28 de julio de 1821 con la proclama de la independencia a manos de José de San Martín, no sabría cómo surgió la misma.

La creencia más poética es la que asegura que fue un sueño del general don José de San Martín, que tras el desembarco en el puerto de Pisco, frente a la Expedición Libertadora, decidió quedar dormido a la sombra de una palmera. En su sueño (algo recurrente en las historias de creación de banderas) vio una gran multitud lanzando vítores a la libertad y agitando una hermosa bandera. Al despertar y posar sus ojos sobre el cielo observó una bandada de pájaros con alas rojas y pechos blancos. Sería precisamente en ese momento en el que establecería los colores de la bandera.

A pesar de que esta leyenda está bastante aceptada popularmente, los historiadores insisten en otras variantes en las que el general habría tomado el rojo de la bandera chilena y el blanco de la argentina, países que él mismo habría liberado, estando además el Ejército Libertador de Perú, en su mayor parte, formado por hombres de estas naciones.

Otros insisten en asegurar que estos colores fueron elegidos por la cierta simpatía que profería San Martín a los gobiernos monárquicos.

Sea como fuere, la creación de la primera bandera peruana se establecería a través de un decreto con fecha del 21 de octubre de 1820. Un decreto que señalaba que “Por cuanto es incompatible con la Independencia del Perú la conservación de los símbolos que recuerden el dilatado tiempo de su opresión, se decreta adoptar por Bandera Nacional del país, una seda o lienzo de ocho pies de largo y seis de ancho, dividida por líneas diagonales en cuatro campos, blancos los dos extremos superior e inferior, y encarnados los laterales; con una corona de laurel ovalada y dentro de ella un sol, saliendo por detrás de sierras escarpadas que se elevan sobre un mar tranquilo”. En este decreto también se dejaba claro que la misma sólo estaría en vigor hasta que se estableciera un nuevo gobierno general por la voluntad libre de los peruanos.

No obstante, esta no sería la última de las banderas del país, pues en marzo de 1822 el Supremo Delegado, marqués de Torre Tagle, la modificaría mediante otro decreto en el que cual se establecería que la Bandera Nacional del Perú se compondría de una franja blanca transversal entre dos rojas de la misma anchura. Asimismo, en el centro de la bandera se establecería un sol rojo.

Este tercer cambio sería sucedido por un tercero; pues la bandera era demasiado similar al diseño de la del Pabellón español, y por tanto era muy difícil diferenciarlas para los ejércitos.

Así pues, en mayo de 1822 se cambio por otro decreto. La nueva constaría de tres listas verticales, la del centro blanca y las otras dos rojas. A su vez, el sol del modelo anterior se situaría en esta ocasión en la franja blanca justo en el centro.

El cuarto modelo de bandera peruana se daría con el Congreso Constituyente del Perú. Gracias a la ley del 25 de febrero de 1825 se establecía que la bandera constaría de tres franjas verticales, las dos extremas rojas, y la del centro blanca. En el centro de la misma, coincidiendo con la franja blanca, se colocaría el escudo de las armas. Para el Pabellón de los buques se usaría la bandera sin insignia.

Ya en 1950, el dictador Manuel Odría modificaría el uso de estas banderas, estableciendo que la reservada para la bandera nacional sería cambiada por la bandera mercante (sin escudo).

Más información sobre Perú:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Perú, Peru



Deja tu comentario