Complejo de Saywite y sus atractivos incaicos

Complejo de Saywite

Otro de esos destinos arqueológicos únicos con que cuenta el territorio del Perú es el Complejo de Saywite, donde nos podemos encontrar con figuras que corresponden a los tiempos de los incas, allá por el Siglo XVI. Con múltiples atractivos para los turistas, miles llegan por año para descubrir el pasado de esta parte del mundo.

El Complejo de Saywite está ubicado en el kilómetro 45 de la ruta asfaltada hacia el Cusco, en la provincia de Abancay, distrito de Curahuasi. Construido a comienzos del Siglo XVI, es un predio hecho en piedra y que ocupa un total de dos hectáreas. Aquí podemos ver una serie de figuras talladas detalladamente en granito, y es una representación del sistema de vida en el Tahuantinsuyo.

Por la zona nos cruzamos con gran cantidad de deidades antropomorfas, como esos dos felinos que custodian las escalinatas del complejo. Los especialistas han hecho notar que muchos de estos seres mitológicos han sido dispuestos simétricamente, en dirección a los cuatro puntos cardinales. Su objetivo era generar el incremento de agua.

De todas maneras quienes arriban al Complejo de Saywite, tienen como máximo punto de interés el conocido Monolito de Saywite, una circunferencia de 11 metros de ancho, 4 de diámetro y 2,30 metros de alto. En su interior nos encontramos con dibujos en relieve que representan la flora y fauna de esta región.

En total, el monolito tiene centenares de figuras fitomorfas y zoomorfas, pero además múltiples accidentes geográficos y construcciones humanas. Por debajo de esta estructura, existen pozos y canales, que llevan hasta el centro del poblado de Concacha. En este lugar existen algunas representaciones menores de estas superficies talladas.

Obviamente, este gigantesco monolito ha obtenido el interés de múltiples investigadores. Los primeros estudios sobre él datan de 1942, a partir de una expedición que es incluso inédita y que es conservada en el archivo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

No obstante, más allá de los estudios que se han realizado sobre el Monolito de Saywite no se ha podido establecer cuál era el uso que se le daba en la antigüedad y durante el imperio Inca. Hay dos teorías: una indica que se trata de una figura vinculada con las celebraciones religiosas, y la otra habla de un croquis para llevar adelante las obras hidráulicas.

El turismo en general debe saber que siguiendo por el Complejo de Saywite, a unos 300 kilómetros se pueden encontrar con otros atractivos como por ejemplo el Monolito de Rumihuasi o el reloj solar Intihuatana en Ayacucho.

Información práctica

  • Cómo llegar: el más frecuentado es el acceso por el pueblo de Cachora, a través de un camino de herradura de 1,80 de ancho. El recorrido lleva alrededor de 12 horas.
  • Guía de turismo de Cuzco
Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cuzco



Deja tu comentario