Huaca El Brujo, centro religioso Mochica

Huaca El Brujo

La Huaca Cao Viejo, más conocida como “El Brujo“, es un lugar arqueológico que pertenece a la cultura Moche o Mochica que habitó esta región entre los años 100 y 650 d.C. Este lugar se encuentra en el valle del río Chicama en el distrito de Magdalena de Cao, en el departamento de la Liberta, a aproximadamente sesenta kilómetros al norte de Trujillo, por lo que este es el lugar que te recomiendo para iniciar tu viaje hasta allí.

El Brujo es una pirámide un poco desgastada que según dicen los expertos era el lugar central para las ceremonias religiosas. Esta pirámide te sorprenderá porque es considerada el lugar más impresionante entre los que pertenecen a los moches en el Valle del Chicama y su nombre lo adquiere porque los chamanes de la costa norte son llamados brujos y ellos practican ceremonias de curación en lugares altos o en ruinas de importancia, porque aseguran que son lugares con mucho poder.

Este lugar antiguo se encuentra en las cercanías del mar y la población más cercana es la villa de pescadores Santiago de Cao, en la parte derecha del río Chicama. El valle en el que se encuentra esta huaca se encuentra hacia el norte del lugar que se presume era la capital de la cultura Moche, en donde está el Complejo de la Huaca del Sol y de la Luna.


Muros en la Huaca El Brujo

En la actualidad puedes encontrar allí una estructura de forma piramidal que se eleva sobre el desierto a casi treinta metros de altura y cubre un área de cerca de más de cien metros cuadrados. Se cree que debajo de la arena que rodea la pirámide aún se encuentran varias estructuras esperando ser excavadas como este lugar de El Brujo.

Dentro de la pirámide puedes ver varios muros que tienen unos relieves de gran hermosura y que han sido perfectamente conservados, en especial debido al clima seco de la región y la tradición de construir sobre otras edificaciones antiguas que tenían los Moches. Estos relieves fueron descubiertos accidentalmente en los años noventas por algunos huaqueros.

Las figuras más antiguas que puedes ver allí son patrones intrincados con características parecidas a las de las serpientes que están pintadas en colores como el amarillo y el rojo. En otros muros también puedes ver otros animales como los peces, así como representaciones de la vida diaria y hasta aquellas que muestran escenas de sacrificios humanos.

Fotos Vía: Veronique Debord

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Trujillo



Comentarios (1)

  1. chata dice:

    nnnoooo mme gusstaa porque no hayyyy color

Deja tu comentario